Loading...

jueves, 19 de agosto de 2010

¡Felicidades Maestro Joaquín Trincado Mateo!



La vida de Joaquín Trincado Mateo es interesante desde todos los puntos de vista desde su nacimiento hasta su desencarnación: ella esta llena de matices que nos colocan ante un espíritu excepcional por sus características que lo califican como un ser con destino predeterminado
a grabar con letras imborrables su nombre y obra en la historia de la humanidad terrena.
Nace Joaquín Trincado Mateo en Villa Cintruénigo, provincia de Navarra, España el 19 de Agosto de 1866. Fue el cuarto hijo del matrimonio de humildes labriegos formado por Ignacio Trincado Alfaro y Romualda Mateo de Alfaro, y a la penuria económica de los primeros años de su vida, tendremos que agregara la circunstancia de lo raquítico de su constitución física por haber tenido un nacimiento prematuro.
Las actividades de Joaquín Trincado Mateo en sus años de infancia se desarrollaron en el campo, como labriego, unidas a su asistencia a la escuela de primeras letras de su localidad, hasta que a la edad de 17 años abandona su hogar para ingresar al monasterio de Vera Moncayo, provincia de Zaragoza, en donde duro dos años, para en 1884 regresar a su tierra nativa donde continuo con sus trabajos de labrador, añadiéndoles los de albañil.

En busca de amplios horizontes se traslado en 1892 a Bilbao, capital de Vizcaya, en donde consiguió trabajo como albañil en edificaciones de una empresa de electricidad. En este lugar, el jefe de las obras, un ingeniero de nacionalidad Belga, descubre en nuestro biografiado
su innata inteligencia para el desarrollo de trabajos en el ramo de la electricidad y le facilita libros en los que autodidactamente se convierte en poco tiempo en un buen electricista.
Al finalizar el siglo XIX ya encontramos a Joaquín Trincado Mateo viviendo con su familia en Bilbao y establecido por su cuenta con un taller electricista, expendiendo materiales eléctricos en la Plaza de Santiago y siendo contratado para atender instalaciones eléctricas en Bilbao y en otras diversas partes de esa provincia.
Prospero rápidamente en sus trabajos de electricista hasta el grado de ser contratado para encargarse de la Jefatura del Departamento de Iluminación en la CD. de Madrid, con motivo de la Coronación de Alfonso XIII en 1902 y posteriormente se hizo cargo de la central hidroeléctrica de la provincia de Valencia. Desconocidos son los motivos por los cuales Joaquín Trincado abandono su bien establecida posición de comerciante y electricista en Valencia, pero el caso es que cuando mejor le sonreía la fortuna, regresa a su familia a Bilbao y el toma pasaje en el barco carguero "Bereguer el grande" en Noviembre de 1903, con destino a Buenos Aires, Argentina, en donde conoce a la hermana Mercedes Riglos Cosis (la cual es de familia ilustre); la Ley les revela su afinidad y contraen nupcias donde más adelante traerían tres hijos (Juan Donato, Ana joaquina e Ignacio). Se estableció para continuar con sus actividades de electricista en la calle de Bartolomé Mitre No. 3458, progresando y haciendo fortuna que le llevaron la riqueza material, hasta que, por circunstancias escritas en su destino, probo el acíbar de la bancarrota que lo hundieron en la desesperación.
A fines de la primera década del presente siglo encontramos a Joaquín Trincado enfrascado en la escritura de su libro " Buscando a Dios". Algo lo impulsa a esta tarea y le hace sacar fuerzas de la flaqueza, de su dolor y desesperación, que en las paginas de este
su primer libro le hacen exclamar:

"Yo soy hombre desengañado de todas las
sociedades y todas las religiones; el
desengaño me ha hecho comprender lo falso
de la sociedad y lo absurdo de los dogmas
que atan la libertad del pensamiento.
He sufrido mucho y en estos mismos momentos
sufro la soledad mas espantosa y la
pobreza en todo su horror (siendo rico por
mi esfuerzo) por la malicia de los hombres.
TODO ME INDUJO A CREER LA MENTIRA de todo;
sin embargo, no pude aborrecer a los hombres,
ni aun a los causantes de mi miseria, por
haberme arrebatado el producto de mi trabajo
y conocimientos, conquistados, cuanto
honradamente pueda hombre alguno conquistar;
y por mi continuado recorrer el mundo con
el trabajo manual de mi progresista profesión,
conozco los flacos y los fuertes de la
sociedad humana, civil y religiosa.
Todo lo he querido negar y no he podido
ser ateo; cuando he querido acabar yo mismo
mis sufrimientos, vi en mi mente al Dios Color
de Amor que busco y quiero encontrar".

Joaquín Trincado Mateo estaba desesperado, en la bancarrota, pensaba en el suicidio como remedio a todos sus males cuando un día de ese aciago 1909 un amigo le invito a un centro espiritualista llamado "Constancia", donde en una sesión mediumnímica se le dijo: "Muy grande y dura es tu misión, pero triunfaras..."
El espíritu racionalista de Joaquín Trincado no le permitió aceptar las practicas religioso-espiritistas del centro "Constancia" y al no obtener que los dirigentes del centro lo secundaran en su anhelo de limpiar de dogmas y religiosidad las practicas y conceptos del espiritismo Kardeciano que se presentaba en ese y otros centros, Joaquín Trincado se retiro con unos pocos que si le comprendían, prometiendo fundar una escuela que presentaría y practicaría el verdadero espiritismo.
Inicia pues, en 1910, sus practicas y experiencias psíquicas con los médium Pedro Portillo, Mariana Palacios y José González; termina de escribir y "archiva" los originales de su libro "Buscando a Dios" y comienza a pensar y estructurar la fundación de su escuela, pero cae en cama víctima de una tremenda enfermedad gangrenosa que lo tiene postrado 6 meses. Hizo crisis su enfermedad el 19 de septiembre de 1911, cumpliéndose lo que dos años antes le habían precognizado: " al cumplir 45 años pasaras grave enfermedad, con la que cumplirás tu misión como hombre en la tierra... renaciendo para continuar la obra de tu redención".
Al día siguiente, 20 de Septiembre de 1911, funda La Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal. A partir de esa fecha la segunda etapa de la vida de Joaquín Trincado se ve inyectada de nuevos bríos que dedico a la realización de los fines primordiales de su obra, dedicando 18 horas diarias a su ESCUELA... y a pesar de haber empezado como "Palmera solitaria" en medio del desierto, en pocos años extendió por todo el mundo hispano el almácigo de su filosofía, que luego vio germinar en muchas cátedras adheridas a la EMECU y al terminar su misión como hombre Joaquín Trincado lo seguían 185 Cátedras y 3 colonias comunales.
Escribió 46 libros, publicando únicamente 14 y dejando inéditos 32. De estos últimos son conocidos los siguientes títulos:

  • Tomo 2o. del "Código de Amor Universal"
  • 10 tomos de "La Filosofía Enciclopédica Universal"
  • Algunos tomos de "El Libro Rojo"
  • Varios de "Renovación de la Faz de la Tierra"
  • Algunos tomos de "Enciclopedia del Séptimo Día"
  • "El Manual del Electromagno"
  • "Anatomía Política, Etapa III"
  • Algunos tomos de "Después del Juicio"
  • Varios otros de "El Juicio Final de la Tierra" Y un tomo de el libro "La Vida de María".

Su familia radicada en Argentina solamente ha publicado, de estos libros inéditos, el segundo Tomo del "Código de Amor Universal" y el libro de "La Vida de María".
Tanta actividad mino, como es natural y creemos que algo prematuro, su salud, pues el 6 de Diciembre de 1935, cuando contaba con 69 años de edad, a las 10:30 de la noche, fue transportado de su sillón a donde había pasado el mayor tiempo de la enfermedad que le arrancaba de la prueba de esa su última demostración tangible de su vida, a su lecho, donde después serenamente dirigir una dulce mirada a quienes le rodeaban, musito las siguientes palabras que fueron las ultimas:

"EN VOSOTROS DESCANSO".

1 comentario:

  1. oxana .estudiante de la catedra8 de septiembre de 2010, 23:12

    no hay verdad màs clara y unica que esta corriente filosòfica que nos enseña el estudio en espiritu,alma y cuerpo para entender y comprender en razòn de donde venimos, porque venimos y hacia donde vamos en esta tierra.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!